Canto Prenatal

canto armonico mujer embarazada

El canto prenatal es una técnica que se realiza a través de las vibraciones que emita la voz de la madre como primer y esencial contacto, y a partir de ésta, el bebé aprenderá a tomar contacto con el resto de su entorno inmediato.
Puesto que el bebé está en conexión constante con la madre, cualquier sonido que ésta emite, puede ser reconocido principalmente a partir del quinto mes de gestación, cuando toda la información sonora empieza a quedar grabada en el subconsciente del ser.
Éstas vibraciones estimulan el sistema neuro-sensorial, y llevadas a cabo en forma de vocalizaciones, canto acunado y posiciones, el bebé puede tener una interacción precoz de su estado emocional y mental. Se sabe ya, que éstos bebés serán más inteligentes.
También el canto ayudará a desarrollar la personalidad futura del bebé, así como ayudará a la madre, en su contacto con su parte creativa, de deshinibición, y sensación de libertad física.
Dado que se trabajan intensamente diferentes tipos de respiración, también se manifestará de gran importancia, durante el proceso de parto, pudiendo igualmente utilizar la voz (siempre que el entorno nos proporcione un estado de calma y confianza), para ayudar a nuestro bebé en su viaje hacia el exterior.
Cuando se utiliza correctamente la voz, ésta proviene de la fuerza que se obtiene del diafragma, que a su vez moviliza el útero. Las vibraciones llegaran al bebé a través de la piel (sistema conjuntivo), y más tarde se instaurará a través del conjunto óseo.
Así mismo la aplicación de posiciones, y ciertos movimientos rítmicos, junto con sonidos y aplicación de la voz, trabajaran la psicomotricidad en ambos, siendo éste balanceo materno junto a las entrañables nanas, lo que haga o permita que el bebé una vez en la vida, pueda reconocer lo que vivió en el útero de la madre, permitiéndole así la obtención de distender su cuerpo para relajarse, y procurarse el bienestar de la confianza y la seguridad que tanto necesita.

QUÉ SE OBTIENE CON EL CANTO PRENATAL.
-Respirar bien, el arte de vivir.
-El contacto con la propia voz, a través de ejercicios.
-Posiciones, balanceo rítmico, danza consciente y suave.
-Cantos, nanas y mantras.
-Vocalizaciones e importancia de estas vibraciones en el cuerpo.
-El canto de armónicos, una técnica imprescindible.
-La palabra y comunicación con el bebé a través del tacto.
-La expresión creativa durante el embarazo